No era infrecuente que en el periodo Sengoku jóvenes campesinos se alistaran en el ejército del señor feudal de su región y lucharan a sus órdenes, escalando en el ejército o muriendo en el intento. El caso más paradigmático fue el de Toyotomi Hideyoshi, que, nacido de una familia campesina, llegó a gobernar Japón.

El joven Hideyoshi se alistó en el ejército de Oda Nobunaga, en el que desempeñó diferentes cargos de baja responsabilidad, como el de portador de las sandalias de Nobunaga, pero poco a poco fue destacando, hasta que después de ser nombrado comandante de uno de sus ejércitos, fue recompensado con las tierras de uno de los daimyos vencidos, y gracias a sus éxitos militares, se convirtió en uno de los generales de confianza de Oda Nobunaga.

Después del incidente del templo de Honnô-ji y la traición de Akechi Mitsuhide, Hideyoshi fue el encargado de darle caza. Después de enfrentarse ambos ejércitos y conseguir los de Hideyoshi una victoria aplastante, Akechi huyó, y fue asesinado por unos bandidos pocos días después. Hubo tres candidatos a suceder a Oda Nobunaga: dos de sus hijos y su nieto. Hideyoshi apoyó al nieto de Nobunaga, de dos años, y mediante batallas y pactos, logró su objetivo. Entonces se nombró kanpaku, regente imperial, tras ser adoptado por un noble de la familia Fujiwara. Después de la abdicación del Emperador, colocó al nieto del viejo emperador, de trece años, al que también podía controlar. De esta forma se convirtió en el hombre más poderoso del país, al tener el poder militar y el poder imperial.

 


Imagen: Estatua de Toyotomi Hideyoshi en Osaka.

 

En ese momento, se dedicó a continuar el trabajo de su predecesor, la unificación de Japón. Todavía eran muchos los daimyos que no estaban bajo las órdenes del régimen de Nobunaga, así que, mediante batallas, pero sobre todo mediante negociación, Hideyoshi los fue arrastrando a su bando. Su idea, más que conquistar el país, era pacificarlo, y era habitual que ofreciera a los daimyos vencidos puestos de consejeros en su corte, una manera de hacer las paces a la vez que los tenía controlados. De esta forma, en tan solo ocho años, el proceso de unificación del país se dio por concluido, cuando Date Masamune juró lealtad al kanpaku

El Hideyoshi gobernador de Japón llevó a cabo varias políticas que definirían la sociedad de Japón del periodo Edo. Entre ellas, quitó las tierras de cultivo a los samuráis y las dio a los campesinos, que debían trabajarlas y pagar impuestos a los señores feudales. De estos impuestos, los samuráis recibirían un sueldo. También prohibió que los campesinos pudieran llevar armas, porque ya no podrían ir a la guerra, es decir, blindó a la clase samurái de su acceso a través de méritos militares, limitándolo al nacimiento. Es curioso que fuera precisamente Hideyoshi el que llevara a cabo esta política, recordemos que él nació en el seno de una familia campesina.

 


Imagen: A Hideyoshi se le representa como un mono en la cultura popular. Esto se debe a que según parece tenía un cierto parecido físico con este animal. Se dice que incluso Oda Nobunaga le llamaba mono.

 

 

En 1591, Hideyoshi abdicó de su cargo de kanpaku, sucediéndole su sobrino Hidetsugu, al no tener descendencia. Pero eso no significa que cediera el poder, seguía gobernando desde las sombras, con el título de regente retirado, o taikô. Cuando al fin tuvo un hijo en 1593, ordenó a su sobrino, su familia y sus vasallos que cometieran el seppuku, según él porque estaban conspirando en su contra, pero realmente fue para asegurar la sucesión de su hijo recién nacido.

Hideyoshi murió en 1598, en pleno intento de invasión de Corea. Japón, que llevaba desde 1592 en guerra con sus vecinos, que, pese a que empezó muy bien, en el momento en que China intervino, las cosas se complicaron mucho para el ejército nipón. No se sabe muy bien que llevó a Hideyoshi a intentar anexionar Corea a su imperio, un hombre dialogante y pacificador, para luego seguir conquistando China. El caso es que, tras su muerte, sus generales vieron que la guerra solo les traería problemas y firmaron la paz con China y se retiraron.

Recibe descuentos y novedades de Samurai Experience

Puede darse de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic en el botón suscribirse para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento.Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.