La música tradicional japonesa es una de las más antiguas que se conservan, con más de un milenio de antigüedad. En los siglos VI, VII y VIII, Japón recibió muchas influencias del continente asiático, sobre todo China. Entre estas influencias está el budismo, con los instrumentos para sus ritos, y la música de la corte.

En Japón, la música también se usaba con fines religiosos en los ritos shinto, así que la llegada de la música budista no era una novedad en este sentido. Pero la música cortesana, llamada gagaku, que significa música elegante, sí que era algo que no se hacía antes. Esta música estaba reservada al palacio del emperador, para él y su corte, por lo que no llegaba a las clases populares. Este estilo es el que mejor se ha conservado hasta nuestros días, debido a su poca difusión. Esto puede parecer aparentemente contradictorio, pero esta tradición musical se transmitía entre unas pocas familias que se dedicaban a tocar y a enseñar a las siguientes generaciones, y al tratarse de algo muy ligado al emperador, se ha seguido transmitiendo y practicando durante estos más de mil años. Esto actualmente ya no es así, y se pueden ver actuaciones de gagaku abiertas al público.

Aun así, los instrumentos y piezas que se tocaban en la corte fueron variando durante los años. Entre estos instrumentos hay diferentes tipos de laúdes (biwa), cítaras (koto), arpas (kugo), flautas, tambores y gongs, acompañados con bailes y danzas. Aunque en el periodo Heian se empleaban cerca de treinta instrumentos diferentes, el número y la composición de los instrumentos usados ha ido cambiando con el paso de los años. Actualmente en la colección del Tesoro Shôshôin de la ciudad de Nara se conservan más de 70 instrumentos musicales. Algunos de ellos son exactamente iguales a los que se usan actualmente, otros son parecidos, versiones más antiguas de instrumentos actuales, y otros son totalmente diferentes, hasta el punto de ni siquiera saber cómo se llamaban.

En los siguientes siglos, la música dejó de ser algo reservado para el emperador y la religión. Primero fueron las clases altas las que adoptaron la música como parte de su educación y, más adelante, sobre el siglo XIII, con el ascenso de los samuráis como clase dominante en la sociedad japonesa, aparecieron los biwa hôshi, bardos que cantaban las gestas de los guerreros con sus laúdes. Este género musical se llamaba heikyoku.

A partir del siglo XIV apareció el teatro Noh, unas representaciones en las que los actores, ataviados con unas máscaras muy características, actúan y danzan al ritmo de la música y un coro. Los instrumentos que se usaban en este tipo de teatro son la flauta (nohkan), un pequeño tambor de mano (kotsuzumi), otro un poco más grande (okawa) y un tambor grande (taiko).

Con la paz que trajo consigo el periodo Edo la música llegó a las clases más populares, encontrando un nuevo público. En esta época el shamisen, un instrumento de tres cuerdas, fue uno de los más populares, tanto para el pueblo, como para los espectáculos de marionetas, el Ningyô jôruri, que contaba con acompañamiento del shamisen. También se popularizó en esta época el teatro Kabuki, otra representación en la que los actores llevaban la cara pintada. El shamisen también acompañaba al Kabuki, junto algunos tambores. Esta música era conocida como Nagauta.

Después de la Restauración Meiji y la consiguiente apertura de Japón sobre todo a Estados Unidos, la música que se creó en esta época fue de una gran influencia occidental, y no sería hasta la después de la ocupación norteamericana de después de la Segunda Guerra Mundial que aparecería un movimiento para revivir la música tradicional japonesa.

En la actualidad la música tradicional no es muy popular en la sociedad japonesa, y en las escuelas se estudia más la música clásica europea. Pero eso no significa que la música contemporánea japonesa no tenga sus particularidades. Sobre esto hablaremos en nuestro siguiente post.

Recibe descuentos y novedades de Samurai Experience

Puede darse de baja en cualquier momento haciendo clic en el enlace al pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web.

Usamos Mailchimp como nuestra plataforma de marketing. Al hacer clic en el botón suscribirse para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento.Obtenga más información sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.